29.9.08

PELIGROSA SUBA EN UN INDICE QUE NO MIDE EL INDEC!!!!

No se sabe bien cuando comenzó. Algunos dicen que estábamos distraídos mirando el Riesgo País, o paseando por lugares paradisíacos como Cancún, Isla Margarita o Las Toninas durante el uno a uno.
La cuestión es que no advertimos el crecimiento de un enemigo silencioso: la pollerudización.
No nos dimos cuenta. Cedimos la iniciativa, el control y nos convertimos sin saberlo en integrantes de la secta del "Siqueridismo".

Aclaración 1: este artículo no pretende un enfrentamiento de sexos, ni machismo-feminismo. Es más bien una mirada autocrítica o, si se quiere, de admiración hacia quienes derrocaron el "aquí mando yo" que históricamente los hombres hicieron sonar.

Por ejemplo, la otra vez estaba en una parrilla y una pareja se sentó en la mesa contigua a la que yo estaba ocupando. El tipo pidió una parrillada para dos y una botella de litro de Dasani.
Te lo juro!!!! Acompañó una parrillada con agua sucia finamente gasificada. El tipo seguramente moría por tomarse un vino con soda, pero se tomó esa mierda artificialmente edulcorada. Chorizos con Nutra Sweet.
Otra: Una amiga de mi mujer está conviviendo con su novio. Y la muy hija de remilputas le cocina porquerías tales como rodajas de calabaza al horno con granos de choclo de lata y queso por salut derretido por encima.
A ver si no entendemos:
A) Los hombres históricamente comimos animales muertos.
B) Los vegetales son la cena de los internados en un hospital.

Los fideos verdes, las empanadas de ricota y calabaza o de queso, broccoli y salsa blanca, la ensalada de zanahoria rallada y huevo, los zapallitos rellenos, la Coca Light son síntomas de dominación femenina acomodados sobre un Durax color ámbar.
Nosotros queremos comer vísceras, carne curada en sal, procesada y metida adentro de tripa de animal, papas fritas con huevo frito, ensalada mixta con cebollas sin "curar", colesterol en dosis altas y picantes grado 8 en la Escala Richter.
Andá a servirle a mi abuelo un mix de vegetales y un vaso de Levité y después hablamos.

Aclaración 2: En una reunión de amigos intenté exponer este tema y muchos lo interpretaron como un estudio macho-puto. Esto va por otro lado. No es queso y dulce contra mousseline de frutos de la pasión sobre coulis de frambuesas con sorbet de mango y crema perfumada con té de jazmín.
Para mí que vieron demasiado a Coco Silli en la tele.

Uno ve las publicidades de cerveza: cuatro amigos reunidos un jueves comiendo una pizza en una mesa ratona frente al televisor, y no es más que una metáfora de la entrega de nuestra dignidad de hombres. Nuestro hábitat natural siempre fueron el bar y la pizzería. Pero no, hay que reunirse en lo de alguno porque si salimos a comer entienden que por ahí nos vamos de joda. Y pedimos pizza, para no ensuciar, porque el dueño de casa también tiene una esposa. Y hasta lava los platos antes de que nos vayamos.

Me acuerdo cuando era chico, la tele tenía en su horario nocturno películas, programas cómicos o de política. Hoy hay telecomedias (que no son otra cosa que las viejas novelas con situaciones más o menos graciosas), novelas propiamente dichas o ¡¡¡un concurso de baile!!!

Hoy tenemos una presidente mujer y un esposo que le organiza actos de apoyo.

¿Querés realizar avistamientos de pollerudos? Andate un domingo a la tarde a Plaza Francia. Vas a encontrar un montón de tipos acompañando a sus esposas por la feria artesanal cuando en realidad quisieran estar en un bar mirando el partido codificado con una cerveza con ingredientes. Pero no, están ahí, sonriendo de compromiso ante cada anillito que se prueba su mujer, olisqueando sahumerios y parando la oreja cada vez que en alguna radio que suena a los lejos se oye un grito de gol.

Y podría seguir durante horas, pero me tengo que ir a hacer las compras y después a preparar la cena.
Creo que hoy me toca espárragos

5 comentarios:

Maitza dijo...

Por favor!!! por un domingo quisiera contar con un pollerudo que quiera ir a Plaza Francia, al puerto de Olivos, Palermo Soho o Puerto Madero............pero no...yo tengo al espesimen que no se mueve de casa mirando futbol por el codificado!!! dejando el sillón a la miseria!! se transforma en Homero Simpson.en consecuencia termino en el cine o teatro con amigas para no convertirme en el sr. Burns!!!!. Salud mental para ambos que le llaman!!

El Bárbaro dijo...

Ja! Que observación se mandó!
Concuerdo 100%.
No consumo nada light. Prefiero comer menos del común.

Sépalo. Mi cara es de tujes cada vez que voy al shopping. Nunca entiende que yo nunca miro cosas "porque si". si realmente necesito algo, voy y lo compro. ¿como me voy a probar zapatos sabiendo que no los voy a llevar!?

Que Wi-Fi point ni ocho cuartos, debería haber mesas de truco,tute y poker en salas de espera especialmente acondicionadas para maridos/consortes.
Y una bolsa de arena, con calcomanías de Visa y Mastercard,, para descargar furia al compás de ¿cuanto vendrá de tarjeta?
Saludos

Gustavomdq dijo...

Buenísimo el análisis¡¡aunque debo reconocer que me encanta ir de shopping antes que mirar un codificado¡¡

Julia dijo...

Y bueno... era hora que nos tocara algo a nosotras, después de tantos siglos de decir "Sí mi amo y señor".

Anónimo dijo...

ME ENCANTO, ME RECA... DE RISA, NO PUEDO CREERLO,CUANDO LEIA LO DE LA CALABAZA.

GRANDE

PATLY